Nuestra Historia

La actual Jornada Nocturna tiene su origen allá por la década del 40, bajo la dependencia del Instituto Superior de Comercio de Valparaíso, Francisco Araya Bennett, cuyo director era en ese entonces don Roberto Ramos Drago, quien viendo el gran aumento, desarrollo y expansión comercial existente en ese tiempo en la Provincia, creó el Primer Año de Enseñanza Comercial Vespertina, integrada preferentemente por personas que se relacionaban o desempeñaban en el comercio, industria, oficinas, etc. y por jóvenes que deseaban y tenían aptitudes comerciales.

Dado el primer paso, la Jornada Vespertina continúo su avance por el camino trazado, sin detenerse, llegando así, a los años 60, donde, bajo la dirección de don Héctor Araya Santi, obtiene un gran impulso y una merecida importancia, siendo esta de tal forma, que la enseñanza nocturna se completa con todos sus niveles de primero a octavo año, en la especialidad de Contador, llegando a tener 18 cursos, de ellos 15 vespertinos y 3 nocturnos.

Cuando llegaba a su término el año 1965, ya la tercera jornada vespertino nocturna, había logrado con esfuerzo su madurez y, prácticamente guiaba sus pasos en forma independiente, es publicado el Decreto del Ministerio de Educación Nº 3075, que crea el Instituto Comercial Vespertino y Nocturno de Valparaíso, concretándose así, la ansiada aspiración de profesores y alumnos, de contar con un establecimiento independiente, donde se nombra a don Jorge Aguirre Aymerich como Director del establecimiento.

La trayectoria que sigue la Tercera Jornada como Instituto Comercial, fue fecunda y prestigiosa, logrando que sus egresados y titulados distinguidos en las diversas actividades emprendidas, ya sean industriales o comerciales, otorgándoles las oportunidades ocupacionales que solicitaban nuestros profesionales.

En la actualidad la Jornada Nocturna, forma parte, como en sus inicios, del Instituto Superior de Comercio de Valparaíso, Francisco Araya Bennett, bajo la dirección de don Eduardo Valdebenito E., la cual sigue en el desarrollo integral del estudiante y en el compromiso de brindar a sus alumnos la oportunidad de completar una educación comercial sistemática, que les permita satisfacer necesidades socio-económicas y culturales y lograr que éste adquiera plenitud como persona y pueda ejercer de mejor manera su rol en la sociedad.

 

Extractado de Revista "El Contador" Nº 1 año 1987

Autor: Profesor Rolando Vilugrón Núñez.

 

Extractado de Revsista "Centenario" año 2003

Autor: Profesor Patricio Suárez Jiménez,  QEPD.